Complementar la cámara con un flash externo es algo muy aconsejable, se pueden conseguir contraluces muy buenos en condiciones muy desfavorables. Regulando primero la cámara para conseguir un fondo o un primer plano expuesto, procedemos a ajustar la potencia del flash para rellenar la zona que queramos.

También, regulando el flash para que apunte hacia arriba, podemos usar en interiores un techo blanco como reflector. De esta manera conseguimos una iluminación sin sombras y mucho más natural.

Foto bien expuesta y sin sombras

Apuntar al techo es muy buena idea