Pongamos que quieres asar una chuletas a la barbacoa. Haces un fuego, las asas, y te comes las chuletas tranquilamente. Pero algo pasa, al cabo de 41 años el fuego sigue vivo. Pues algo así les pasó a unos geólogos turcomanos (más o menos).

Una porción del agujero comparado con 2 personas

“La Puerta del Infierno” es una antigua prospección de gas ubicada en el gran desierto de Karakum cerca de la pequeña aldea de Darvaza, en Turkmenistán.

Unos geólogos, tras descubrir el yacimiento y abrir, accidentalmente, un gran agujero, decidieron prenderle fuego para evitar la fuga de gases tóxicos. Lleva desde 1971 ardiendo, alimentado por el propio gas que va saliendo a la superficie.

Este fenómeno tiene los días contados, puesto que el presidente del país, Gurbanguly Berdimuhamedow, ordenó en 2010 su ocultación, ya que tiene pensado explotar otros depósitos de la zona, evitando así posibles afecciones.

Más Info: http://es.wikipedia.org/wiki/Derweze