Fotografía MACRO accesible

El pelo de una mosca, los ojos de una araña, el filamento de una bombilla… Todo ese mundo oculto a nuestros ojos por lo pequeños que son, pero que frecuentemente vemos en revistas o páginas web de fotografía. ¿Tienes ganas de aprender a hacer ese tipo de fotos?

No es un muro de Pladur, es el filo de una hoja de papel normal.

Normalmente, para realizar dichas fotografías, hacen falta objetivos que por lo caros que son nos echan para atrás en nuestro intento de adentrarnos en este tipo de fotografía. Pero os voy a dar unos consejos para poder acceder a ese mundillo con muy poco dinero.

3 SOLUCIONES ECONÓMICAS

LENTES MACRO (La peor)

Esta es, a mi gusto, la peor opción. Es una lente que se instala en la rosca posterior del objetivo, donde se ponen los filtros. No me gusta porque estamos añadiendo una óptica (normalmente barata, unos 30€) que nos produce aberraciones cromáticas y deformaciones muy grandes, y nuestra meta es hacer fotos buenas, no estropearlas.

Lentes macro de aproximación

 

INVERTIR EL OBJETIVO

Algo muy de moda, la cosa consiste en darle la vuelta al objetivo y, cuidando el pulso, acercar la cámara a un objeto y fotografiar. Da resultados muy buenos, incluso existen “Anillos Reversal” por unos 10€ para poder enroscar los objetivos al revés y ganar comodidad.

Anillo adaptador "reversal"

 

TUBOS DE EXTENSIÓN

Esta es, para mí, la mejor de las soluciones. Son tubos que se ponen entre el cuerpo y el objetivo. Se llegan a conseguir ampliaciones de objetos pequeños con relativa facilidad. La foto de arriba es de una hoja de papel, la saqué con uno de estos tubos con mi Nikon. Vienen a costar unos 15€.

Tubo de extensión macro

Con estas soluciones podemos jugar muchísimo con los objetos pequeños, ya que dan bastante calidad y cuestan muy poco.

Para facilitaros la búsqueda, he puesto en la tienda online tubos de extensión para Canon, Nikon y Pentax, así como anillos “reversal” para Canon y Nikon. ¡Espero que os gusten! > > ACCEDER A LA TIENDA.