Con el avance de los ataques en Internet, usar servicios anónimos y encriptar todo lo que puedas en tus andanzas virtuales se convierte en algo necesario. Hace poco que he comenzado a usar cifrado GPG para enviar y recibir correos electrónicos seguros o para encriptar el contenido del disco duro de mi ordenador. Pero como te habrá pasado a ti (si estás usando este sistema), verás que no es tan fácil como se esperaría.

 

mac-gpg-logo

 

A parte de que no mucha gente usa cifrado para comunicarse, veo muy incómodo limitarme a leer mis correos en mi casa o con mis ordenadores. Para ello, rebuscando en el basurero que es mi habitación, he encontrado una vieja memoria SD de 16MB, un formato de memoria que cada vez es más popular, por lo que no tendré problemas para utilizarla en casi cualquier ordenador.

 

s-l225

 

Lo que he hecho es mover de forma permanente mi clave privada a la SD para luego llevarla conmigo siempre de forma física, en la cartera o con las llaves. Ni corto ni perezoso le he hecho un agujero en una esquina para poderlo llevar en mi llavero.

 

2fa-logo_grey

 

Con esto consigo una especie de 2FA Key Fob (2-factor authentication) de forma barata y fácil ya que, aunque mi contraseña se vea comprometida, siempre hará falta la tarjeta SD para poder acceder a mis correos, disco duro, etc…

Ojalá algún día esto se popularice lo suficiente como para crear algún tipo de dispositivo USB que, al conectarse al PC, automáticamente des/cifre mensajes o archivos.