Acabas de terminarla. Tienes una flamante nueva web. La pruebas en Firefox, bien. La pruebas en Safari, bien. La pruebas en Opera, bien. La pruebas en Internet Explorer, bien incluso. La pruebas en Chrome, mal… A ver, estás usando Open Sans, una fuente de Google, ¡y su navegador no lo renderiza bien! Es de cachondeo, […]