Haciendo el mono en el bus, cómo no.