Anillo y corazón

Bien, esta es la clásica toma de un anillo de compromiso reflejando un corazón.

La realización de esta toma es sencilla. Tan solo hay que hacer reflejar la luz del flash con algo parecido a un trozo de papel directamente al anillo, de esta forma conseguimos que la sombra generada sea dura, poco difusa. Así conseguimos el efecto deseado. Tras un par de pruebas conseguí lo que quería.


La resolución y los Megapíxels

– Fulanito: Tengo una cámara de 10 megapíxels y es una pasada cómo saca las fotos.

– Menganito: Yo tengo una de 14, es mejor que la tuya, Fulanito.

– Zutanito: Pues yo tengo una de 4 que me va genial.

 

Vale, ¿quién tiene razón?, ¿quién tiene la mejor cámara? Bien, a juzgar los los megapíxels parece que la cámara de Menganito es la mejor, ¡tiene 14!. No obstante, ¿tiene algo que ver la calidad de la foto con los megapíxels? Lo diré claramente: NO. Los megapíxels indican el tamaño de la imagen, no la calidad.

Todos jugamos al juego de ver quién la tiene más grande en cuanto a megapíxels, pero a la vez todos alucinamos con la calidad de las películas en FullHD (1920×1080). Que si alta definición, que si vaya colores… Vemos “Avatar” en una televisión de 60” y parece que estamos dentro de la película con la calidad que tiene. Pues bien, el FullHD famoso tiene una resolución de 2 megapíxels. Sí, 2.

comparativa de megapíxels

La calidad de la imagen no va en relación a los megapíxels. La calidad la pone la lente que usemos en el objetivo (que no deforme, que con poca luz trabaje bien), el procesador de imagen que use la cámara (es decir, cómo interprete el rojo, verde y azul, que son los colores primarios) y el tamaño que tenga el sensor electrónico (el “captor” de la luz que entra). Claro que, si además de tener unas características buenísimas, tambien tiene más megapíxels pues mejor, pero no es el primer valor a mirar, y menos cuando hoy en día todas tienen mas de 10.

Así que… si solo usas tu cámara digital para guardar el recuerdo y subir las fotos al Facebook… te aconsejo que reduzcas la resolución a 5 megapíxels. Las fotos las verás igual de bien y te entrarán muchas más en la tarjeta de memoria.


Molinos en el Monte del Perdón

¿Nieve?… ¡Allá voy!

Y lo hice, me fui con un compañero a lanzar fotos en la primera nevada de la temporada. Esta toma está realizada con un objetivo Sigma 10-22 f3.5, una joya. Para dar textura a las nubes he procesado esa parte para dotarlas de contrastes altos, ya que, en la foto original, el azul del cielo era demasiado clarito y se mezclaba casi con el blanco de las nubes. Personalmente, esta es una de las fotos que más me gustan de mi portafolios personal.


Aragón dispone de una nueva Red Geodésica

El consejero de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, Rogelio Silva, acompañado por el director general de Ordenación del Territorio, Alfredo Cajal, y el director del Centro de Información Territorial, Isidro Aguilera, ha presentado esta Red que permite posicionar cualquier punto de nuestra geografía con precisión centimétrica y eliminar así los errores sistemáticos de los GPS.

Rogelio Silva ha calificado esta red de “la infraestructura de las infraestructuras ya que nos proporciona correcciones para los sistemas de navegación por satélite lo que redunda en actuaciones más exactas y rápidas”.

Esta Red consta de 19 estaciones propias y cuatro externas distribuidas por todo el territorio. Se trata de antenas que se han colocado en tejados y en algunos casos se ha instalado un mástil para mejorar la visibilidad. Las antenas propias se han ubicado en las localidades de Sariñena, Graus, Binéfar, Mequinenza, Sabiñánigo, y Castejón de Sos en la provincia de Huesca; en Borja, Ejea de los Caballeros, Calatayud, Quinto, Cariñena, Zuera en la provincia de Zaragoza; y en Alcañiz, Calamocha, Muniesa, Aliaga, Albarracín, Sarrión, Cantavieja en la provincia de Teruel.

En cuanto a las antenas de otras redes que permiten completar la cobertura del territorio una pertenece a la Escuela Politécnica Superior de Huesca, dos al Instituto Geográfico Nacional ubicadas en Teruel y en Zaragoza y la cuarta está localizada en el municipio de Valderrobres y pertenece a la Comarca del Matarraña.

Con esta Red se da respuesta a una creciente demanda en servicios de posicionamiento por satélite. Así este conjunto de antenas permite recoger los datos de los satélites GPS y Glonass (y en un futuro Galileo) y calcular las correcciones que se deben aplicar en los equipos GPS móviles, por ejemplo topógrafos en el campo o maquinaria autoguiadas.

Más INFO en: http://www.20minutos.es/noticia/873765/0/


Formatos de imágenes

Las cámaras de altas prestaciones como algunas compactas con funciones manuales, las tipo bridge, las EVIL, micro4/3 y las réflex suelen tener la posibilidad de guardar las fotografías que tomemos en 2 tipos de formatos, en RAW y en JPG. Ambos tienen sus “pros” y sus “contras”.

 

Formato JPG

El formato JPG es el más utilizado y extendido, ya que lo puede leer cualquier ordenador, ocupa poco y tiene una relativa buena calidad de imagen. No obstante, este formato se ideó para que la imagen ocupase poco, por lo que va comprimida y contiene una pérdida de detalle considerable según el ajuste que se le haga. Como formato definitivo es bueno, y se puede usar bien para presentar trabajos o mandarlos por correo electrónico, pero no es un formato válido para editarlo, ya que cada vez que se edita va perdiendo calidad.

pérdida de calidad con jpg

La pérdida de calidad es notable según la compresión que se aplique. En este ejemplo he reducido la misma foto a varias calidades, una al 20% (ocupa muy poco), otra al 70% (buena relación calidad/peso en disco) y otra al 100% (sin pérdida de calidad).

 

Formato RAW

Este formato es, tristemente, ignorado por muchos. Es un formato no solo sin pérdida de calidad, sino que directamente es la información en bruto sin procesar del propio sensor de la cámara. Es, digamos, el negativo de la fotografía digital. No es siquiera una foto visible, hay que procesarla “a mano”, pero viendo la calidad que se obtiene merece la pena. Desde este archivo se puede trabajar, en muchos aspectos, como si todavía estuvieras en la calle sacando la foto incluso.


La velocidad de obturación

Se lo oyes decir al de la tienda cuando compras la cámara. Se lo oyes decir al fotógrafo de tu boda. Se lo oyes decir vamos… ¡a todo quisqui!, pero no tienes ni idea de lo que és. Pues estás de suerte, aquí se va a hablar de ello.

Para que una imagen quede plasmada en un negativo (en el caso de las antiguas cámaras) o en un sensor electrónico (en las modernas digitales) hace falta un determinado tiempo de exposición a la luz. De día, por ejemplo, basta con una fracción de segundo para que entre la luz suficiente como para capturar una imagen. Una milésima de segundo es muchas veces suficiente. En cambio de noche, se necesitan segundos, e incluso minutos enteros, para poder capturar la suficiente luz.

Es por ello que cuando se calculan tiempos de exposición estos vayan expresados como fracciones. Tiempos de exposición pueden ser 1/125 ó 1/30, es decir, 0.008 segundos o 0.03 segundos respectivamente.

explicación gráfica de la velocidad de obturación

Como vemos en este ejemplo, en la fotografía de la derecha se ha usado 1/2 s (medio segundo) para capturarla, por lo que el desplazamiento de los vehículos ha quedado plasmado con ese efecto tan bonito. Sin embargo, en la fotografía de la izquierda se ha usado 1/80 s (tan solo 0.0125 segundos), por lo que la imagen queda casi “congelada” y sin apenas movimiento.


La apertura del diafragma

Cuando vamos a sacar una foto, tenemos que tener en cuenta cuánta luz deja pasar nuestro objetivo. A todos nos viene con nuestra cámara réflex un objetivo de un valor F3.5 en el angular, y en las tipo bridge/puente un valor típico de F2.8. Vale, pero… ¿qué significa todo esto?

explicacion grafica del diafragma

Hablando de luminosidad

El valor F indica, hablando rápido y mal, cuánto estamos cerrando el objetivo, si el valor es 1 es que está completamente abierto, si el valor es 32 es que lo estás cerrando casi al máximo. Por lo tanto, cuando hablamos de un F1.8 estamos hablando de un objetivo muy bueno que nos dará, en términos generales, una mayor luminosidad a mismo diámetro de lente. Digo esto último porque es común confundir el valor F con la luminosidad, y no es correcto. Lo explico con un ejemplo fácil de entender:

Comparemos 2 objetivos. Uno de tamaño de una moneda de 1 centimo, y el otro del tamaño de un edificio de 4 plantas. El objetivo pequeño tiene un valor F de 1.4 y el grande tiene un valor F de 30, es decir, el objetivo pequeño lo “estamos cerrando” 1.4 veces y el objetivo grande lo “estamos cerrando” 30 veces. Es obvio que el objetivo grande, aun cerrándolo más, tendrá una “ventana” de luz bastante más grande que el pequeño.

Creo que ha quedado claro, con esto quiero dar a entender que, en la posición 70 mm, un objetivo Canon 70-200mm F4 es más luminoso que un 70-300mm F4-5.6 de Sigma, ya que, aparte de tener más diámetro de lente, está compuesto por minerales como la fluorita, que aportan mayor flujo de luz.

 

Hablando de profundidad de campo

Pero modificar este valor no solo modifica la cantidad de luz que vamos a dejar pasar a la cámara, también modificamos la profundidad de campo, es decir, la cantidad de espacio que estamos enfocando.

Esto se explica de manera muy sencilla con la siguiente fotografía:

Como vemos, con un valor F bajo conseguimos un enfoque muy definido al sujeto principal de la fotografía. Y con un F alto enfocamos casi a todo. Esto para enfatizar el sujeto es perfecto, sobretodo en retratos.


El Fotómetro

Bien, vamos a hablar del instrumento que da nombre a este blog: El Fotómetro.

Para mí, la pieza clave de una cámara, y más si la usas en modo manual. El fotómetro es el encargado de medir la luz que entra en la cámara en unas condiciones concretas. El primer consejo que doy siempre en mis cursos trata sobre este pequeño artilugio, se trata de hacer llevar la escala a 0. ¿Qué escala? Ahora os lo explico:

fotometroVeamos, esta es la típica escala que vemos a través del visor en las cámaras. Se compone de una “regla” y un indicador de posición. El típico consejo de novato que suelo dar es que “toques el valor que toques, aunque no tengas ni idea de qué es lo que estás tocando, el fotómetro debe quedarse en la posición 0, bien centrado”, ya que, si lo conseguimos, la foto va a quedar bien expuesta, es decir: compensada en luz, ni muy clara ni muy oscura.

En el menú de la cámara podemos ajustarlo a nuestro antojo, ya que tiene varios ajustes de medición. Podemos decirle que mida solo un punto, que mida una zona o que mida todo lo que entra por el objetivo. A cada situación le va mejor un tipo de medición.

Hemos hablado del fotómetro que va integrado en la máquina, pero hay otro tipo de fotómetro que es externo. No es tan común, pero nos da más precisión a la hora de medir, ya que podemos acercarlo al objeto o persona y medir la luz directamente por contacto. Además, si le introducimos la información de la sensibilidad que usaremos (ISO) nos mostrará los ajustes correctos para una buena exposición.

fotometro externoLo más cómodo es, obviamente, usar el que viene integrado en la cámara, además de ser muy completo y preciso. El fotómetro externo lo recomiendo para situaciones más calmadas, como puede ser una sesión de fotografía en un estudio o en fotografía de arquitectura con trípode y tiempo suficiente para trabajar.


La neolengua

Estoy un poco hasta las narices de ver escribir a todos esos modernos que se sienten bien al liberar de injusticia a las mujeres al escribir, por ejemplo, nosotrxos, ellxs, indignad@s…

Lo que no se dan cuenta es que los ciegos, cuando usan programas de lectura, lo pasan realmente mal descifrando los textos que quieren leer.

Este es un post corto. Pero pido que no se escriba así, tan solo discriminamos, por una tontería, a una parte de la población que se merece respeto.


Estos No Son Mis Sanfermines

De un tiempo a esta parte, Pamplona en San Fermín se ha convertido en el campo de batalla de foráneos ajenos a la fiesta real de San Fermín. No sólo es beber y emborracharse, San Fermín es el encierro, son las jotas, son los gigantes y cabezudos, son las jotas, etc.

Propongo un Hashtag en Twitter para comentar las cosas que veamos y no nos gusten. Una persona tirada a punto de un coma etílico, una pelea, un borracho meando en medio de la estafeta… Cualquier situación que, como pamploneses, no nos guste, podríamos twittearlo y añadir al final el hashtag #ensmsf

¿Qué os parece?