Técnica fotográfica HDR

Llevo tiempo leyendo y viendo todo tipo de pruebas con esta técnica fotográfica. Resulta que con este método podemos “emular” lo que el ojo humano realmente ve.

Me explico, ¿recuerdas esa foto que hiciste un día soleado, desde dentro de casa, y que al fondo había una ventana abierta? Sí, te salió oscura excepto la ventana, que se veía el exterior de forma impecable, pero tú querías lo contrario, entonces sacaste otra foto en la que la ventana salía completamente blanca, pero la casa por dentro se veía bien.

¿Cómo es esto posible? Si con tus ojos puedes verlo todo, ¿no debería salir la foto así?

Hay una cosa que se llama rango dinámico, algo muy amplio en nuestros ojos, pero muy bajo en las cámaras. Aquí entra la fotografía HDR (High Dynamic Range – Alto Rango Dinámico).

Esta técnica se basa en combinar 3 fotografías en una, una subexpuesta (oscura), otra normal y otra sobreexpuesta (muy clara), consiguiendo así detalles en cada punto de la foto, sin importar que sea un sitio muy oscuro o muy claro.

¡Mi primer HDR!

¡Mi primer HDR!

La foto con la que ilustro esta entrada está sacada con mi teléfono móvil, un Sony Ericcson w800i. Pero si tuviera una cámara que fuese capaz de guardar archivos RAW, en la mayoría de situaciones me bastaría con sacar una sola foto, ya que el archivo RAW tiene de por sí un alto rango dinámico y se podrían conseguir hasta mejores resultados que con 3 JPG.


El alma, sus pensamientos y sentimientos

(AVISO: Artículo antiguo. Lo dejo por cuestiones personales. Pero hay cosas que no comparto a día de hoy)
En este artículo quiero dejar definido lo que pienso sobre esos habitantes de nuestra mente que sin quererlos adquirimos. Es un pensamiento que me ha producido muchísimos disgustos y malentendidos por no tratarlos como el resto de personas que conozco.

Conocimiento

Lo primero que debo dejar claro es mi visión fundamental del alma o la mente. Sólo existe materia, no hay nada espiritual en nosotros. Los pensamientos son, grosso-modo, meras alucinaciones producidas en el cerebro, un cerebro alimentado con lo que consumimos. Todas las personas debemos comer de forma sana y sin excesos, porque si existe algún exceso llegan los trastornos físicos. Lo mismo pasa cuando ingerimos drogas como el alcohol o el cannabis, que nos hacen ver el mundo de otra manera. Con esto pretendo hacer ver de una forma rápida que lo que vemos y sentimos también son meras alucinaciones físicas.
Esta capacidad la tenemos por pura casualidad. Como ejemplo, un cierto número de neuronas nos vienen preparadas para hacer caso exclusivamente a los instintos, tanto a animales como humanos. En el caso de los animales la capacidad de darles un uso diferente al instintivo está mermada. Sin embargo, en el ser humano esta capacidad la podemos desarrollar, usando nuestras neuronas para pensar o razonar.
En el caso de la visión, si nuestro cerebro logra captar imágenes es porque los ojos reciben millones de impactos de fotones, se resienten y envían esa información a la cabeza, donde por reacciones químicas se interpretan de una determinada manera. El el caso de la audición pasa lo mismo, así como con el resto de los sentidos.
Estaréis pensando que todo eso lo ya tienen los animales, si, pero no la memoria y la capacidad de razonamiento.
La memoria se trata simplemente de otra reacción química, se crea un bucle entre las neuronas reteniendo lo vivido hasta la muerte, esto es, cuando a uno le deja de funcionar el cuerpo y deja de recibir alimento.
El razonamiento es una exitosa conexión entre la información que se recibe del mundo exterior a través de los sentidos con lo que vague en ese momento por las neuronas. Si todo coincide y se producen las reacciones necesarias se pueden crear pensamientos más complejos e incluso expresarlo a otras personas con el lenguaje aprendido.
Ahora, tras explicar de forma breve mi teoría, puedo decir que los sentimientos son agrupaciones de razonamientos para un determinado objetivo, ya sea amor, odio o alegría.

El craso error de las personas cuando padecen un sentimiento (el que quieras), es el hecho de tratarlo según la norma “Carpe Diem”. El perdido valor de la trascendencia parece no resurgir del todo en nuestra cultura, sólo por la triste razón del estado sumergido en que se encuentra la sociedad en un estrés constante.
Tenemos unas vidas predestinadas a seguir un patrón, siempre que no hagas algo por evitarlo. La gente no se para ni diez minutos sobre lo que es y no es importante, y por consiguiente trascendente en su vida.
Cuando se siente algo de manera fuerte hay que intentar profundizarlo y volverse sobre sí mismo, pararse a pensar si lo mejor es dejarlo correr libre o por el contrario merece la pena responsabilizarnos, esto es, conservarlo para siempre. Para ello debemos pensar en cuánto bueno nos aporta, cuánto somos capaces de apostar, y de cuánta madurez poseemos para tal responsabilidad.
A todo ser humano nos ha invadido alguna vez el deseo de hacer algo, casi instintivamente, ahí es donde debemos atacar trascendiendolo si procede.


Digitalizando correctamente un dibujo a lápiz

A menudo veo cómo se escanean dibujos hechos anteriormente a lápiz sin prestar atención de cómo se debería realmente hacer. A continuación os dejo un ejemplo de cómo digitalizar.

Lo primero que hay que hacer es usar la herramienta “umbral” del GIMP, muy buena para localizar los bordes y zonas dibujadas. Después de eso solo queda usar la paciencia y borrar lo que sobre. Espero que os guste el resultado.

Dedicado a Juan Moreu. Un gran profesor.



“3D-rizando” el Fuerte de Arrokaundieta

Muchas veces he paseado a través de las ruinas de un viejo fuerte situado en Jaizkibel, cerca de mi casa. Por practicar un poco CAD me puse a medirlo y lo pasé a 3D.

Está en formato SKP, DWG y en Google 3D Warehouse

Si por curiosidad alguien necesita las mediciones o un dibujo base 3D sobre el que hacer algún trabajo que me lo diga. El otro día estuve midiendo el fuerte entero.

El fuerte de Arrokaundieta, o fuerte de Lord John está abandonado desde hace muchos años, y ni la diputación le hace caso para restaurarlo.


¿Aburrido con el blanco de tu manzana?, ¡cámbiale de color!

Todo ocurrió un domingo, era el 18 de Noviembre del año 2007, un día nublado y frío, lo cuento así porque el resultado que he tenido es tan bonito que… que… no tengo palabras xD.

El caso es que me aburría bastante, y no tuve otra idea mejor que salsear en mi iBook G4. Quería saber cómo esta distribuido el sitio en la parte trasera de la pantalla para colocar la antena de la AirPort. 

Imagen de cómo desmonté la carcasa 

El resultado fue algo obvio, una antena lo más normal del mundo colocada alrededor como la que está en mi IBM ThinkPad X24. 

Imagen de la antena del AirPort 

Dado el dudoso éxito me entró la duda de cómo se encendía la manzanita de atrás, es decir, “¿Tiene una luz propia?, y si no es así, ¿usa la que ilumina la pantalla?“. Dicho y hecho, probando a reducir el brillo de la retroiluminación de la LCD vi que también se reducía el brillo de la manzanita, por lo tanto comprendí que usaba esa misma, algo lógico, así se ahorra energía y se maximiza su potencial. 

Imagen de la retroiluminación 

Tras ver que usaba la luz de la pantalla, pensé en poner un pedazo de papel celofán en la parte interior de la carcasa, “¡qué narices, igual queda bonito y todo!“. 

Imagen de la manzana coloreadaImagen de la manzana coloreada 

Cerré y atornillé la carcasa y encendí el portátil, “¡qué bonito!“, desde entonces no he vuelto a tener la manzana blanca aburrida que trae de serie. 


¿Tu iBook G4 no se enciende? Corrige el problema de la placa base.

Hola, espero ayudar a mucha gente con este problema, ya que he encontrado la solución, quizá alguien lo haya resuelto ya, pero lo desconozco. 

Mi iBook G4 dejó de funcionar un buen día sin razón aparente, lo dejaba de hacer después de un rato, aunque luego si lo encendía volvía a funcionar por otro corto período de tiempo, todo ello hasta que dejó de funcionar por completo. El problema se puede describir de la siguiente manera: “Lo enciendo y no sale nada, pero el ventilador empieza a girar como loco“. 
Tras desmontarlo varias veces para hallar el problema me dí cuenta de que aplicando presión en una zona determinada el iBook volvía a encenderse y funcionar, lo que me hizo pensar que algún chip estaba despegado de la placa. Me llevé una gran alegría ya que por lo menos no había muerto y todavía podía salvarlo. Lo tenía claro, cada vez iva a ir delimitando más campo de acción de esa presión necesaria. 
Iva probando zonas que no lo hacía funcionar y las descartaba, otras zonas hacían que funcionase, y me hicé un pequeño esquema con puntos verdes y rojos hasta que dí con una zona verde en concreto, desconozco la función de este chip, pero puedo asegurar que era el causante de esta inoperabilidad. 

Ahora os explico gráficamente qué es lo que hice para solventar este problema y mantener en el chip una presión constante sin tener que estar empujando con el dedo siempre. 

    • Primero procedemos a desmontar la carcasa de nuestro iBook con muchísimo cuidado, se puede usar un destornillador plano ancho y fino, pero para esto se aconseja la herramienta de plástico como las que se usan para desmontar los móviles. También quitamos la tapa de metal que protege la placa con cuidado de no arrancar algún cable que quede posiblemente enganchado.

 

    • Localizamos la zona que causa la inoperabilidad.
      Corregir la placa base de un iBook G4
      Corregir la placa base de un iBook G4
    • Ahora ya entra en juego la habilidad y la imaginación del técnico que llevamos dentro. Debemos colocar un objeto entre el chip y el cable de la alimentación consiguiendo así que no se mueva, ya que tras poner y atornillar la tapa metálica quedará retenido y presionando al culpable. Para esto podemos usar desde un montón de hojas dobladas una encima de otra hasta un tope de puerta autoadhesivo.
      Corregir la placa base de un iBook G4

 

  • Tras nuestra intervención debemos montar todo como antes y probarlo hasta que consigamos que se mantenga encendido sin apagarse, aplicando la presión que en cada caso haga falta.
    Corregir la placa base de un iBook G4


Espero que esta guía haya servido de ayuda, ya que una avería que nos puede costar unos 100/200€ la podemos atajar por unos 2€. 


Un ciclista

Un ciclista es una persona que desde muy joven deja de lado muchas cosas para luchar por un sueño, por mucho esfuerzo que le cueste. Como cualquier deportista, está obligado a madurar desde muy pequeño a una velocidad mayor que la gente de su edad porque de lo contrario corre el riesgo de que se le pase el arroz… Mientras muchos están de botellón, el ciclista está en su casa cuidándose.

Un ciclista sale a entrenar todos los días, domingos y festivos inclusive. Aunque le duelan las piernas y el cuerpo debido a la paliza del día anterior. Aunque llueva y llegue a casa empapado jugándose el caer enfermo. Aunque haga tanto frío que llegue a casa sin apenas sensibilidad en los dedos de las manos. Aunque haga tanto calor que llegue a casa al borde de la insolación. Aunque haga tanto viento que cada hora de entrenamiento parezca interminable. Aunque se juegue la vida en la carretera y no sea respetado por la mayoría de los conductores, los cuales no se paran a pensar que el ciclista también paga sus impuestos para poder utilizar las carreteras y que su única protección es su propio cuerpo (¿se comportan igual los conductores con los tractores que invaden los arcenes?).

Un ciclista se deja la piel ayudando a un compañero de su equipo a ganar y sufre por él hasta que su cuerpo le dice ‘basta’. Se sacrifica diariamente no para ganar él, sino para ayudar a un compañero, lo que choca con esta sociedad tan egoísta en la que vivimos…

Un ciclista tiene una fortaleza mental digna de tener en cuenta. Algunos son más pesimistas y débiles que otros, pero todos son capaces de reponerse de las decepciones a las que están expuestos: una lesión, no rendir lo esperado en los objetivos marcados, una caída o un pinchazo que echa al traste la preparación de muchos meses, etc. Mientras se cae, ya está pensando en cómo levantarse.

Un ciclista establece una relación con el dolor y el sufrimiento que poco tiene que ver con esta sociedad tan cómoda y acomodada que incluso encarga los churros del desayuno por Internet para no moverse de casa…

Un ciclista aprende a dar mucho y a recibir poco (por lo general, durante la temporada son más los días malos que los realmente buenos) y sabe ser feliz con un plato de espaguetis.

No cuento nada nuevo, lo sé. Pero es que últimamente, cuando se habla de ciclismo y de ciclistas, se da una imagen que nada tiene que ver con estas cosas: se convierte al ciclista en un delincuente a ojos de la sociedad y se olvida todo lo que acabo de describir. Incluso es necesario que los propios ciclistas nos acordemos de vez en cuando de todas estas cosas para no caer en el error, como nos ha pasado a muchos en las últimas semanas, de sentirnos incómodos cuando alguien nos preguntaba a qué nos dedicamos. Al igual que muchos compañeros, durante unos días me olvidé de lo que me había costado llegar hasta aquí y de lo que suponía ser ciclista. Parecía que ya no podía sentirme orgulloso de mi profesión porque me sentía señalado y cuestionado por muchas personas. Pero ahora pienso: ¿por qué? No puedo –ni podemos– consentir que la ignorancia y el sensacionalismo de muchos ensombrezcan el trabajo y el esfuerzo de tantos años. No tengo por qué ser víctima de la generalización ni tolerar que ningún periódico nos tache a mí y a mis compañeros como ‘deshonra’.

Con estas líneas no pretendo hacerme la víctima ni buscar ningún enemigo en ningún medio de comunicación. Lo único que pido es que antes de juzgar de manera generalizada, se reflexione. Que no se dé la imagen interesada de nosotros, sino la verdadera. Que se diga toda la verdad, no sólo la que más interesa, la que más vende y la que más morbo da. Que se tenga en cuenta que hablar es gratis, pero que ciertos comentarios pueden hacer daño a gente que no lo merece. Que si un futbolista da positivo y la prensa sale enseguida a defenderle (“¿cómo va a doparse si es tan buena persona?”, decían muchos periodistas), también se respete nuestra presunción de inocencia (¿se ha parado alguien a pensar si somos buenas personas o no?). Que no se busquen coincidencias absurdas para manchar más a este deporte, como la que escuché recientemente en la radio, cuando se relacionaba a mi compañero Vinokourov con el polémico médico por el simple hecho de entrenar en altura en Tenerife (¿es más importante buscar ese tipo de casualidades estúpidas que dedicar un poco de tiempo a explicar los beneficios del entrenamiento en altura?).

En definitiva, que no nos olvidemos de que la sociedad del siglo XXI es la sociedad del estrés, en la que nadie tiene tiempo para nada, y mucho menos para verificar toda la información que le llega a sus manos y oídos, por lo que acabará dando por bueno lo primero que lea u oiga, sea cierto o no, esté contrastado o no.

Carlos Abellán (Ciclista del equipo Astana)


Experimentando con SketchUp

Acabo de descubrir este programa para editar en 3D. No está nada mal, es muy sencillo de usar y en pocos minutos puedes hacerte con él con un poco de interés.

Os presento mi primera creación, no es nada del otro mundo. Pero como es la primera cosa que hago en 3D…

Image

Es una recreación de mi futura casa, de la cual tan solo tengo unos planos cutrísimos. Así aprovecho a enseñarlo a mis vecinos en la próxima reunión, ya que no nos han dado ni una triste representación de cómo quedará la obra.


La formación de la persona durante el desarrollo intrauterino, desde el punto de vista de la neurobiología [resumen]

Dado que el artículo que publiqué ayer tenía una extensión considerable que tapaba los datos bastante, dedico otro post para resumir, a modo de puntos básicos, los tiempos de desarrollo intrauterino:

  • Día 14: Aparece el surco primitivo. Momento a partir del cual ya no se puede dividir el preembrión para producir gemelos idénticos
  • Semanas 8-10: Los receptores cutáneos se empiezan a formar y pueden producirse reflejos espinales.
  • Semanas 12-13: Se termina de formar la corteza cerebral.
  • Semana 19: Funcionan las neuronas  que responden a los estímulos dañinos o dolorosos.
  • Semanas 23-27: Llegan a la placa cortical las vías nerviosas desde el tálamo.
  • Semana 29: Se alcanza la capacidad de respuesta eléctrica de la corteza a estímulos sensoriales.
  • Semana 30: Se detectan las primeras actividades eléctricas de la corteza cerebral característica de un estado despierto, así como contracciones faciales en respuesta a estímulos.

Todos estos estudios han establecido sin lugar a dudas que el feto humano es incapaz de tener sensaciones conscientes y por tanto de experimentar dolor antes de la semana 22-24. Esta es la conclusión a la que llegaron los autores de la referencia 4, basados en un análisis de más de 2000 trabajos científicos publicados hasta junio de 2005. Probablemente no es una coincidencia que es justamente hasta las semanas 22-24 cuando el producto puede ser viable fuera del útero (aunque con muchas dificultades). Es claro entonces que, si hasta este tiempo de la gestación el feto no puede tener percepciones, por carencia de las estructuras, las conexiones y las funciones nerviosas necesarias, mucho menos es capaz de sufrir o de gozar, por lo que biológicamente no puede ser considerado un ser humano.

Más información en el artículo original: La formación de la persona durante el desarrollo intrauterino, desde el punto de vista de la neurobiología